¿Cómo instalar un termo eléctrico?

¿Necesitas agua caliente en casa y estás pensando en instalar un termo eléctrico? No te preocupes, en Electro Asistencia te vamos a enseñar a instalarlo siguiendo unos sencillos pasos.

Antes de nada queremos recomendarte que, si no tienes experiencia en el tema, trates de buscar a un profesional que te ayude en la instalación. Pero si tienes unos conocimientos básicos y ganas de ponerte al lío, te vamos a enseñar cómo conseguir instalarlo. Vamos a ello.

1- Escoge el lugar donde irá instalado

Hay varias ubicaciones donde puedes poner el termo, aunque normalmente se suele ubicar en la cocina o en el cuarto de baño. Fíjate bien que tengas enchufes cerca que tengan toma de tierra. Además, la toma de agua tanto caliente como fría debe estar cerca. Recuerda que el termo lo vas a tener que colgar, por lo que no se puede ubicar sobre una pared endeble que no soporte su peso.

2- Corta el agua cerrando la llave de paso antes de empezar

Como es lógico, no se puede hacer esta instalación mientras el agua sigue corriendo, de no cortarla lo más probable es que provoques un destrozo en casa. Si no sabes qué llave de paso controla el agua del calentador, o no tienes llaves de paso segmentadas, te recomendamos que cortes el paso de agua general.

3- Medir y taladrar

Fíjate muy bien en las patas de anclaje del termo, puesto que te servirán de guía para saber dónde tienes que hacer los agujeros correctos. Marca en la pared los sitios donde tendrás que hacer el agujero y comprueba que todo esté nivelado. Taladra los orificios y utiliza tacos de al menos 10 mm para asegurarte de que van a soportar el peso. Aunque si el calentador que vas a instalar es muy grande, te recomendamos que utilices tacos reforzados o químicos. Revisa que los agujeros queden rectos para que sea más fácil instalar los tornillos.

4- Colgar y conectar

Es hora de colgar el termo. Suelen ser bastante pesados, así que te recomendamos que cuentes con ayuda. Antes de empezar te recomendamos que cuentes con cinta de teflón para todas las conexiones, ya que te ayudará a evitar posibles fugas. Empezaremos colocando los mangos anti electrolíticos en las roscas de agua caliente y fría. Luego toca enroscar una válvula de seguridad de la entrada de agua al termo. Ahora pasamos a colocar los latiguillos reforzados en la válvula de seguridad y al electrolítico de la salida de agua caliente. Y por último debes enroscar los latiguillos a las llaves de escuadra del calentador. No olvides comprobar que no haya ninguna fuga en el circuito.

5- Purgar el circuito del termo

Antes de empezar a utilizar el termo debes extraer todo el aire que pueda quedar dentro del circuito, lo que se conoce como purgarlo. Para ello simplemente tendrás que abrir la entrada de agua del termo y abrir el agua caliente de cualquier grifo. Así el agua entrará en el termo e irá expulsando todo el aire que pueda quedar.

Esperamos que esta guía os haya sido de utilidad, y hayáis podido reemplazar vuestro termo sin problemas.